Archiv­os

Com­pro­ba­ción 34a

Memo­ri­zar las preg­un­tas y respues­tas del examen: ¿es sufi­ci­en­te para apro­bar el examen 34a?

Memorizar las preguntas y respuestas del examen: ¿es suficiente para aprobar el examen 34a?

El examen de cono­ci­mi­ent­os espe­cia­liz­ados en el ofi­cio de vigi­lan­te, de con­for­mi­dad con el artí­cu­lo 34a de la Ley de Regu­la­ción del Comer­cio y la Indus­tria (Gewer­be­ord­nung), es un requi­si­to pre­vio importan­te para acce­der a la pro­fe­sión en este ámbi­to. Su obje­tivo es garan­ti­zar que los aspi­ran­tes poseen los cono­ci­mi­ent­os nece­sa­ri­os para garan­ti­zar la segu­ri­dad de las per­so­nas y la pro­tección de los bienes.
En este con­tex­to, se plan­tea la cues­tión de si tiene sent­i­do apren­der­se de memo­ria todas las posi­bles preg­un­tas y respues­tas del examen sin pro­fun­di­zar en su contenido.

Preg­un­tas del examen: Teo­ría y práctica

Sin duda. apren­der con las preg­un­tas del examen 34a ofre­ce much­as ven­ta­jas. La mera memo­ri­za­ción de las preg­un­tas y respues­tas del examen no es un méto­do de pre­pa­ra­ción adecua­do en este con­tex­to, ya que el examen tam­bién pue­de incluir preg­un­tas situ­acio­na­les. Esto es espe­cial­men­te cier­to en la par­te oral del examen. Ade­más, es importan­te com­pren­der las con­e­xio­nes ent­re las distin­tas áre­as temá­ti­cas y ser capaz de apli­car­las a casos prác­ti­cos con­cre­tos. Una pre­pa­ra­ción super­fi­ci­al pue­de hacer que algu­nos can­di­da­tos aprueben el examen pero no sean capaces de apli­car sus cono­ci­mi­ent­os en la prác­ti­ca. Sin embar­go, por reg­la gene­ral, apro­bar el examen tam­bién se con­vier­te en un reto si uno sólo apren­de de memo­ria y no ha adqui­ri­do una com­pren­sión real de los contenidos.

Desafí­os

Ade­más, no sólo es importan­te cono­cer los fun­da­ment­os juríd­icos y la nor­ma­ti­va per­ti­nen­te, sino tam­bién com­pren­der los aspec­tos psi­coló­gi­cos y comu­ni­ca­tivos de la pro­fe­sión. Al fin y al cabo, los vigi­lan­tes de segu­ri­dad priva­da no sólo deben reco­no­cer y evi­tar los peligros, sino tam­bién ser capaces de apli­car téc­ni­cas de deses­cala­da y hacer fren­te a situ­acio­nes difí­ci­les. Esto incluye tam­bién la comu­ni­ca­ción efi­caz y la reso­lu­ción de con­flic­tos. Por supues­to, aquí no sólo des­em­pe­ñan un papel los con­teni­dos de apren­di­za­je, sino sob­re todo la expe­ri­en­cia pro­fe­sio­nal y la trans­mi­sión de expe­ri­en­ci­as, por ejem­plo en el mar­co de un cur­so pre­pa­ra­to­rio o en inter­cam­bio con cole­gas expe­ri­men­ta­dos. Por cier­to, se hace hin­ca­pié en los temas juríd­icos del examen de cua­li­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal 34a. Temas como el der­echo penal o el der­echo civil son Pon­dera­do dos veces en el examen escri­to. No hay que dejar nin­gún pun­to a la lige­ra por enten­der la mate­ria legal aquí, por no hab­lar de los ries­gos de la igno­ran­cia legal cuan­do más tar­de se tra­ba­je en el ser­vicio de seguridad.

Com­pren­der el con­teni­do del examen

Los can­di­da­tos al examen deben dedi­carse inten­sa­men­te al con­teni­do del examen e inten­tar com­pren­der­lo en pro­fund­i­dad. No sólo deben ocu­p­ar­se de los hechos, sino tam­bién de los con­tex­tos y el signi­fi­ca­do de lo que han apren­di­do. Una for­ma de hacer­lo es hab­lar con otras per­so­nas que tam­bién estén pre­pa­ran­do el examen o que ya tra­ba­jen en el sec­tor. La expe­ri­en­cia prác­ti­ca tam­bién pue­de ayu­dar a pro­fun­di­zar en la com­pren­sión y apli­car lo apren­di­do. Por lo gene­ral, se reco­mien­da Libros, cur­sos en línea y for­mación pre­sen­cialEl cur­so está dise­ña­do para pro­por­cio­nar un con­tex­to y no para tra­ba­jar exclu­si­v­a­men­te con preg­un­tas de examen y solu­cio­nes. Las expli­ca­cio­nes basa­das en casos prác­ti­cos pue­den con­tri­buir signi­fi­ca­tiv­a­men­te a la com­pren­sión, espe­cial­men­te de los temas jurídicos.

Con­clu­sión

En resu­men, no tiene sent­i­do limitar­se a memo­ri­zar todas las preg­un­tas y respues­tas posi­bles del examen sin pro­fun­di­zar en su con­teni­do. Por el con­tra­rio, los can­di­da­tos deben ocu­p­ar­se inten­sa­men­te de los con­teni­dos del examen e inten­tar com­pren­der­los en pro­fund­i­dad. Esto pue­de ayu­darles no sólo a apro­bar el examen, sino tam­bién a ser capaces de apli­car sus cono­ci­mi­ent­os en la prác­ti­ca y tra­ba­jar con éxi­to en el sec­tor de la segu­ri­dad privada.

Pie de imprenta
es_ESES